jueves, 25 de agosto de 2011

Ég tala ekki íslensku


Se nos acabó el verano, señores. Aquí ya estamos a pleno movimiento. He tenido clase todos los días, salvo hoy. Tiene pinta de que voy a tener que currar bastante. Aunque también tiene pinta de que voy a aprender bastante (bastante más que en los últimos 5 años; !!!!que viva el sistema educativo español!!!). 

-Tibor, Adrien, Yo, Anja-

Una de las clases es Legal English. Ya nos han hecho hacer un test de autoevaluación. Resultado: no tengo ni pajolera idea de inglés legal ( y de derecho, ahí ahí). Aunque me temo que estamos todos en el mismo barco (al menos los Erasmus). Mucho trabajo, mucho speech y mucho examen. Di que sí, hay que empezar fuerte desde ya. 



Otra asignatura es de Derecho Comunitario, mercado interno y no sé que pinta tiene, pero el profesor es guapísimo. El único islandés decente hasta la fecha. He descubierto que a mi los rubios no me van. Y he confirmado que los vikingos tampoco. Ya iba yo bien encaminada en Copenhagen cuando decía que a mi el rollo vikingo no me gusta. Tienen la cabeza cuadrada y son anchotes. Y muchos como pelirojillos. Que no, que no, que a mi no me va. Linnéa, una chica sueca, gran descubrimiento de los últimos dos días, me dijo que parece sueco. Va a resultar que tenía que haberme ido a Suecia y no a Islandia. Resumen: podeis comunicar a la Encarnita que no tienen ninguna pinta de que dentro de 4 años vaya a salir en Españoles por el Mundo diciendo aquello de "yo vine hace 4 años a estudiar y me quedé por amor". Que ese sea su mayor temor en este viaje es ser una gran abuela. Y lo demás son tonterías. 

-En el espejo: Linnéa & Yo-

Otra asignatura: international business. Gracias a Dios tenemos dos profesores, porque uno de ellos tiene 107 años y no se le oye cuando habla (añadidle el acento islandés). El contenido es el típico de todas las asignaturas de ADE. Tengo la sensación de llevar estudiando lo mismo desde que empecé. Veremos que tal va, pero no tiene mala pinta y coincido con unos cuantos Erasmus,  y siempre se hace más ameno el estudio en grupo. 

El Derecho en la Convención Europea de Derechos Humanos como que ya va siendo más densa. El libro tiene unas 900 páginas y el otro día tarde media hora en leer 3 páginas. Hagan cálculos. Más vale que tengo el curso de Legal English. 
Tengo otras dos más pero todavía no he empezado con ellas. Ya os contaré, porque una es El Derecho del Mar y los límites de Islandia. Pinta apasionante. 

Al parecer 6 asignaturas aquí es mucho. Esperemos que todo marche bien, porque no tengo ninguna gana de tener que estudiar cuando vuelva. Don't worry mami, que I'll try my best :). 



Bueno, y tontadas que a pocos (as) os interesarán aparte (mis aitas leen el blog, tengo que informar de este tipo de cosas chicas; ya sé que sólo quereis carnaza, pero una se ve en la obligación de filtrar y diversificar. Jajajaja.), también me ha dado tiempo a golfear un poco. 

 Lucie&Moi
 
Del Boarding School (más conocido como Boring School) ya estamos un poquito hartos. Además, tengamos las clases que tengamos, y tengamos cuando las tengamos, estamos obligados a venir a las 7.30 de la mañana. Es decir, levantarnos a las 6.25 de la mañana todos los días, cosa que no hace ninguna gracia un 25 de agosto (bueno, nunca hace, pero ahora menos), os puedo asegurar. 


El lunes, después de clase, fui con Hannah (la alemana) a Kringlan, un centro comercial. Hacía un día de perros, muy british, con cielo gris, medio lloviendo, viento... pero decidimos ir andando (unos 30/40 minutillos) porque las dos nos sentíamos fofas y necesitábamos desentumecer un poco las garrillas. Nos vino bien el paseito, la verdad. Y con esto de que ya no vivo obsesionada con el alisado japonés, todo es mucho más fácil, incluso ante las adversidades meteorológicas. Hicimos algo de compra (2706kr, unos 17€), vimos alguna tienda que otra (hay un Zara my love :D; carísisisimo) y vuelta a la uni. El martes estuve en la uni todo el día, haciendo cosillas y facebookeando bastante, con esto de que ahora tengo tantos nuevos "amigos"... Ayer, en principio, iba a ser más de lo mismo, pero, como dicen aquí, las cosas (sobre todo el tiempo) cambian cada 5 minutos y hay que ser flexible al cambio; y, efectivamente, hubo cambio: Antonio, un chico italiano que lleva aquí dos semanas de vacaciones (antes vino otras dos semanas y le gustó tanto que volvío a los 10 días) se marcha hoy, de modo que iba a hacer cena de despedida. He tenido bastante relación con él y Luis (el chico responsable del Boring School que lleva aquí un año) todavía más. De modo que Inga, una chica islandesa (miembro de  la organización Erasmus, patatin patatan), nos dejo el coche para que fuéramos al BS a por ropa, etc. porque nos quedábamos a dormir en Reykjavik (en la resi en la que estuve los dos primeros días y, muy probablemente, viva a partir del 1 de septiembre). 


Volvimos con todo los bartulos, Luis se fue a la uni a seguir trabajando, y yo me quedé con Inga y tres chicos suecos (Alexander, Pontus y Kevan). Fuimos a un bar monísimo. Enorme, modernitis a lo perroflauta (George, Jim, Blanche, os encantaría :D ). Nos tomamos unas cañas, vinitos... para todos los gustos. Y sobre las 9 nos fuimos a cenar con el resto de la troupe: Antonio, Hafdis, Juanma, Tanit, Guillem, Hildur, Luis, etc. A la mayoría los conocí la primera noche, en aquella fiesta en casa de Sonya. Los que son Erasmus están en Hofdi (la resi en la que dormí ayer) de modo que ahora no estoy mucho con ellos; y los otros son islandeses, que suelen rondar por la uni y van a todas las excursiones, etc (son de la organización erasmus y tal y cual). Buena gente. Ya ireis viendo fotos. Poco a poco. 

 -Hafdis, Hildur & Antonio-

El caso, cené una pizza (1990kr, unos 12€), decente; y después nos fuimos al English Pub a tomar algo (yo estaba muerta, así que no tome nada). Había un chico con una guitarra cantando en directo. Cantaba fatal, pero tocaba bastante bien y canciones muy decentes. Aquí se lleva mucho lo de la música en directo, cosa que no me disgusta para nada (a ti Blanche (y Jim) tampoco, asi que haz el favor de comprar el billete YA :D). Gran descubrimiento de ayer: los chicos suecos, en especial Alexander, un chaval muy majete; le gusta mucho la cocina (sobre todo comer buena comida -ya tenemos algo en común-). De primeras los bauticé como los "Bad Boys" porque desde el primer día van los tres junticos a todas partes, muy modernitos ellos, de 1.85 para arriba (Pontus creo que mide 1.95, es como un gigante) y flaquitos flaquitos. Aunque de primeras parecen un poco tontacos, son buena gente y ayer me lo pasé muy bien con ellos. Dicen que nadie se les acerca (asustan un poco), de modo que ayer decidí bautizarme como su amiga. Aquí todo va muy rápido, como podéis comprobar. 

 -Alexander, Pontus, Katherina, Nadine & Moi-

Del Pub fuimos a Hofdi (Antonio -el que se marcha hoy-, Luis, David -un chico andaluz que se incorporó más tarde, muy majete también- et moi). He dormido como un angelico con mi habitación, mi baño... Qué placer. 8horas, como debe ser. 

A las 4.30 -vuestras 6.30- empiezo las clases de español con las niñas. He preparado unas tarjetitas con números y dibujos para no llegar de cero. Teniendo en cuenta que, además de pagarnos, nos invitan a cenar... Ah, y una cosa que os hará reir: al coger la ropa para hoy, me olvidé los calcetines; y aquí, antes de entrar a las casas, hay que descalzarse (un asco sí; imaginaos al padre descalzo, la madre, la abuela, todos descalzos). De modo que me entró el pánico y le escribí a Lucile (mi compi de cuarto en el BS) para que me trajera un par, pero no leyó el mensaje. Ayer llevaba medias, así que me he puesto las medias por debajo de los pantalones. Porque, ir descalza bueno, pero sin calcetines, pues como que no. Y eso que tengo los pies morenitos. Pero vamos, que no. Y, por supuesto, esta mañana he descubierto un agujero en la suela de las medias. Vaya vergüenza (que no se entere la abuela). Dichosas manías de los países nórdicos. 

- Hannah, Danny, Moi & Álvaro (de Pamplona)-

Ah, no sé si os lo dije ya, pero aquí es de mala educación sonarse los mocos en público. Así que, los SORBEN. Pero no un leve sonidito, nononono. LOS SORBEN. Ayer, en clase de International Business, me senté con Leticia, una chica gallega que llegó hace poco, y nos teníais que haber visto a las dos. Con los ojos como platos y la risa floja cada vez que un MARRANO de la fila de atrás se """sonaba""" los moscos. 

Adaptarse a una nueva cultura es agotador. Y maravilloso. Haced el favor de venir a verme, que esto es muy divertido.



Por cierto, mañana me voy a Westman Islands. Unas islas al suroeste de Islandia. Vamos 64 Erasmus, organizado por el comité internacional balblaba (donde están Inga, Sonja, Hafdis, Shishir...). Por 12500kr (75€ aprox): dos días (durmiendo en una especie de refugio, todos en un mismo cuarto enorme, que tiene colchones, o algo parecido), incluye el ferry de i/v, un viaje en barco alrededor de la isla (la llaman la Pompeya Islandesa porque un volcán en erupción cubrió la ciudad por completo) una cena (barbacoa, supongo que fucking hotdogs otra vez; me niego) y un desayuno. No está nada mal teniendo en cuenta los precios aquí. Debe haber como miniislas (rocas gigantes) que salen del mar en las que sólo hay ovejas -que nadie se explica como sobreviven-. Y hay grandes posibilidades de que veamos frailecillos (puffins, habréis leido algo en mi estado del facebook). Son, creo, muy graciosos. Y, por supuesto, se los comen. Esto es horrible. Se comen todo. Las ovejas, los caballos, los puffins. Que no os extrañe si me comen a mi también.
 
  -Frailecillos- 

-Westman Islands-

Hannah, Danny, Linnéa, mis compis francesas, Luis -se vuelve el domingo a España. Un besazo enorme Luis- no van; de modo que seguiré making friends. Tengo el cerebro agotado de tanta información. De verdad. Entre los nombres, las procedencias, el alemán (me están enseñando alemán), el francés (que lo práctico de vez en cuando) y el inglés (que ya sueño en inglés), no me dan las neuronas para más. 

A la vuelta os cuento. Seguro que habrá mucho que contar... 

Un beso enorme a todos. Os quiero.

Ali.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada